CorreoAñadir a Favoritos
Facebook
 
   
   
 

Actualidad

¿Donde tener nuestra aplicación de gestión?
8-03-2016
¿Donde tener nuestra aplicación de gestión?
Servidor Web frente a servidor local con acceso remoto

Para operar con nuestro programa de gestión desde cualquier lugar con conexión a internet, existen dos tecnologías posibles:

1. Tener las aplicaciones instaladas en un servidor local (en nuestra casa, oficina u otro lugar) con un acceso remoto habilitado. Dicho acceso remoto (vía escritorio remoto, telnet, vnc vpn o cualquier otra tecnología de conexión) permite al usuario abrir una sesión dentro del mismo. Una vez dentro, el usuario ejecuta todas aquellas aplicaciones instaladas, desde su programa de gestión a programas de Windows, en tanto en cuanto es sumamente delimitar el acceso con garantías. Así, el usuario se encuentra, a todos los efectos, como si estuviera trabajando frente a ese ordenador.

2. Tener las aplicaciones en la nube (cloud). Es decir que corren en un Servidor Web, donde están alojadas, y cuyo cometido principal y en muchas ocasiones, único, es el de alojar páginas y aplicaciones Web. En ningún momento el Usuario puede acceder al sistema operativo del servidor, ni, por tanto, ejecutar ninguna herramienta distinta a las publicadas web. 


¿Es el rendimiento y la velocidad el mismo en ambos sistemas? En absoluto. Veamos por qué:

Lo habitual es que un servidor en local tenga una conexión a Internet tipo ADSL, asimétrica, de forma tal que la velocidad de acceso a la aplicación es la de "subida" del ADSL, que por norma general y a no ser que tengamos fibra óptica, no supera los 2 o 3 Mbps.

Frente a esto, un Servidor Web tiene un ancho de banda muchísimo mayor. En los centros de datos donde se alojan, la fibra óptica llega hasta el mismo equipo. Y es que los Proveedores de Servicio de Internet (ISP) ponen, a disposición de desarrolladores y usuarios, servidores web muy potentes y escalables, conectados a redes de alta velocidad, todo para conseguir que los contenidos web se sirvan a gran velocidad independientemente del número de usuarios conectados, que puede llegar a ser muy elevado.

Sin embargo, la propia tecnología de acceso al servidor local, tiene un tope máximo de conexiones simultáneas (entre cinco y diez usuarios dependiendo de la capacidad del servidor). Sobrepasado ese límite, el sistema corre el peligro de dejar de prestar el servicio. Esto impide por ejemplo la posibilidad de acceso de sus Clientes a la aplicación. Es decir, no podría operar nuestro MÓDULO MULTIUSUARIO, porque además, tampoco éstos podrían acceder a través del Website comercial de la Empresa.

Otro factor a tener en cuenta es la escalabilidad característica de los servidores Web. Esta, en contraposición con los servidores en local, permiten aumentar rendimiento y servicios en cualquier momento y sin dejar de estar operativos en ningún momento.


¿Cuáles son los peligros de seguridad?

Si bien todos los sistemas son susceptibles de ser vulnerados, la diferencia está en que los servidores locales para permitir un acceso remoto, han de abrir una "puerta" al mundo. Por ella, un Hacker estaría dentro de nuestra máquina con acceso a todos los contenidos.
Sin embargo, los servidores Web, están pensados para permitir acceso continuo y permanente a un número cuasi ilimitado de Usuarios. Por tanto, las medidas de seguridad tanto activas (firewalls, antivirus, sistemas operativos específicos ...) como pasivas (copias de seguridad) están muy desarrolladas y avanzadas. De hecho, la propia tecnología "aísla" el contenido público (archivos gráficos y de funcionamiento de las webs) del privado (Bases de datos y programación).


¿Desde qué dispositivos nos podemos conectar?

Hoy en día, disponemos de dispositivos con grandes capacidades, en cualquiera de las dos tecnologías nos podemos conectar con cualquier dispositivo.

Sin embargo, el caso del servidor local con acceso remoto presenta un serio inconveniente: el contenido no es ajustable. Es decir, veremos en la pantalla de nuestro teléfono móvil todo el escritorio del servidor, obviamente el tamaño de los iconos y de las letras impediría operar con la aplicación. Así por ejemplo, nuestro MÓDULO MÓVIL no podría operar en un servidor local.

Frente a esto, la tecnología web permite la adaptación a dispositivos de cualquier tipo, ya sea con diseños específicos o ajustables. El ejemplo lo tenemos en las versiones móviles de las webs de los Bancos, o de los diarios en Internet.


... en conclusión:
Si a nuestro servidor local con acceso remoto, le solventamos los problemas de conexión multiusuarios, mejoramos el ancho de banda, minimizamos al máximo los posibles problemas de seguridad, y adaptamos él protocolo para servir con comodidad contenidos en dispositivos móviles.... y el personal / saber hacer para mantener dichos sistemas operativos y actualizados... nos habremos convertido en un ISP, pues tendremos un auténtico y genuino Servidor Web!

... quizás lo mejor sea contratar directamente a quien ya nos da ese servicio por una módica cantidad mensual, verdad??

 

COMPARTIR
Agregar a FacebookAgregar a TwitterAgregar a Google+Agregar a LinkedinAgregar a DiggIt!Agregar a MeneameAgregar a RedditAgregar a BlogmarksAgregar a Favoritos
 
 
 
© 2016 Avante Gestión
Todos los derechos reservados.
Aviso legal

Avante Gestión en Red
es un Proyecto de:
Avantemedia Impulsa
Home | Avante Gestión en Red | Misión y valores | Productos | Preguntas frecuentes | Actualidad | Contacto